Entradas con la etiqueta ‘tiempo’

Horario y/o compromiso: La leyenda del vendedor apañado

control horario

Cuenta la leyenda que en una compañía de gran consumo en los años 90 había un Director de enorme experiencia y que catalogaba a los vendedores en tres tipos de categorías. Cuando un joven experto en Recursos Humanos le fue a entrevistar para diseñar un plan de formación se sorprendió de las ideas tan claras que tenía este veterano Director. Clasificaba a los vendedores en tres tipos: los listos, los currantes y los apañados. Y decía que en su vida siempre había tenido en los equipos cierta dosis de los tres tipos. Los listos eran los que utilizaban su inteligencia para conseguir resultados, pero si podían no cumplían los horarios, e incluso a veces demoraban ventas para otros momentos. Frente a ellos estaban los currantes que daban todo y a todas horas, conseguían los resultados por su esfuerzo y compromiso, aunque les costara multitud de tiempo. Y, por último, estaban los apañados que amaban su trabajo, pero conseguían sus resultados, no escatimaban tiempo, pero no lo desaprovechaban y sus resultados eran más sostenibles al igual que las horas que cumplían. Tras esta tipología, el joven profesional de Recursos Humanos le dijo que iba a orientar la formación a conseguir los resultados, y no tanto a que dediquen tiempo de presencia en el trabajo. Y el Director le miro y le dijo ¿Por qué piensas que son mejores los que consiguen sólo los resultados? Hay que crear equipo, tener relaciones entre los comerciales, saber cómo se trabaja y por ello es muy importante tener tiempo de trabajo. ¿Y por qué es malo tener solo gente muy comprometida? Lo importante es ser flexible con el tiempo, cada uno necesita un tipo de tiempo según su forma de ser rentable. El horario es una condición necesaria pero no suficiente para conseguir las ventas, le acabo de decir. Y el joven, le pregunto entonces cómo oriento la formación. Pues hay que disponer de tiempo apañado de dedicación y mucha flexibilidad, y más que buscar un perfil de vendedor, busca al vendedor que cada uno puede ser para tenerlos identificados y componer equipos diversos. No hay un solo tipo de vendedor, sino diferentes vendedores para distintos compradores y el buen líder es el líder apañado, que saca de cada vendedor lo que este puede dar.

 

Leer el resto de esta entrada »

El eco siempre tiene la última palabra: Tecnoestrés

Sin duda que el dilema no es aborrecer la tecnología sino más bien saber estar con la tecnología. El tecnoestrés  tiene dos tecnoestreselementos: uno es del ecosistema estresante y el otro es la actitud del empleado. En Francia se ha puesto en marcha el “Derecho a la desconexión” durante 11 horas al día, pues la tecnología nos permite desconectar. ¿Por qué estamos ansiosos de saber si hemos recibido otro mail? ¿Por qué hay que responder rápidamente al whatsapp? He aquí donde está la actitud de la persona para no tener tecnoestrés.

No podemos evitar tener las posibilidades tecnológicas de una conexión amplia con el entorno laboral en momentos de ocio, pero si podemos gestionarlo para no tener estrés. Por tanto, hay que tomar medidas en los dos elementos, evitar un entorno favorecedor al tecnoestrés (jefes agobiantes, respuestas rápidas como las más eficientes, etc…) y también mitigar nuestra ansiedad a saber cualquier información el primero, antes y ponernos la medalla de la “primicia”. Como decía Steve Jobs “Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón”, si estas todo el día conectado, algún día serás el primero y que sepas de una circunstancia. Leer el resto de esta entrada »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.