Entradas con la etiqueta ‘Engagement’

Más vale pájaro en mano que ciento volando: Hacer real la experiencia empleado

Todos aquellos que llevamos un tiempo en Recursos Humanos sabemos del poder de evocación que tiene un término. Todos goldcrest-1051433_1280hemos vivido la efervescencia de conceptos como competencia, talento, coaching, etc., pero también sabemos que en su justa medida los términos quedan operando en el ámbito de Recursos Humanos. Antes de la crisis, allá por el lejano 2007 hablábamos de la guerra del talento, se nos llenaba la boca con el discurso del talento. Pero, hete aquí, que después del 2007 hemos tenido que volver a los ERES y a la restructuración donde el talento no era la clave ¿Y qué haces ahora en la posible recuperación? ¿Volver a crear la ilusión del talento? O más bien moderar un discurso más humilde y honesto como es la Experiencia Empleado: “mientras usted trabaje en nuestra Empresa voy a intentar que tenga la mejor experiencia como empleado“. Con estos planteamientos tan sencillos y operativos podemos convencer a los empleados que vuelvan a confiar. Leer el resto de esta entrada »

Las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra: La ambivalencia del engagement

El término Engagement (compromiso en su mejor versión en castellano) prolifera engagementen los discursos de gestión de personas en esta época de efímera postcrisis. Las palabras son bonitas y evocadoras, pero necesitan de la realidad y del ejemplo para movilizar a las personas. La gran utilidad de buscar el compromiso como elemento básico de una política de gestión de personas no puede ser solo un discurso, sino fundamentalmente una práctica al actuar. Leer el resto de esta entrada »

El Síndrome de Grey

síndrome de greyHay libros y películas de cultura popular, como “50 sombras de Grey”, que nos posibilitan explicar conductas humanas más fácilmente. Sin valorar el erotismo para ursulinas de la película, hay una interesante reflexión sobre lo emocional que es el control. De ahí mi denominación del Síndrome de Grey al que sufren los directivos que no saben dirigir sin controlar y de la seguridad del que aporta a los colaboradores saber que lo que se le valora por su directivo es fundamentalmente su aceptación del control. La autosatisfacción del que controla y la previsibilidad del que es controlado. Leer el resto de esta entrada »

El Síndrome de George Clooney

Habitualmente solemos desconsiderar al talento como lo básico cuando hay otra característica que lo ensombrece. Cuántas veces hemos utilizado el término machista de “rubia tonta”, o hemos considerado la inteligencia de una personaGeorge-Clooney-in-The-Des-007 por su escasa belleza. Este síndrome le denominamos Síndrome George Clooney, donde el talento no es apreciado per se, sino por unos estereotipos asociados. Todo el mundo destaca la presencia de George Clooney sin destacar su talento como actor o como personaje público solidario. Este síndrome explica muchos de los estereotipos de talentos, como que el talento debe ser serio, no tener mucha belleza o simplemente que el talento se le disculpe que vista hasta mal.
Estos estereotipos me llevan a considerar el término talento como un concepto empresarial a evolucionar. Hemos hablado mucho del talento con mayúsculas sin considerar los talentos en minúsculas. Leer el resto de esta entrada »

El Síndrome Príncipe Carlos

Por estar en una versión de la vida 5.0 ¿No se puede ser candidato de algo?. Yo creo que el problema no es la edad sino el tiempo que llevas siendo un potencial. El problema del Príncipe Carlos no es sólo la edad sino que curiosita_julionunca ha tenido la ocasión de demostrar su valía. El síndrome Príncipe Carlos se refiere a estos eternos candidatos fruto de una organización que ata el talento por su rendimiento y crea personas con obsolescencia competencial programada. El potencial se desarrolla en el hacer, en el fracaso, en el error y, sobre todo, en las vivencias de las decisiones directivas.

No hay una mayor pérdida de tiempo y dinero que los potenciales que acumulan cursos de dirección de equipo sin tener un equipo a quién mandar. Aquellos que acumulan masters y que sólo quieren estrategia sin mancharse con el barro de los objetivos por resultados.

Leer el resto de esta entrada »

El síndrome de Frankenstein

FrankesteinEs conocida la afición de los americanos por las películas de zombis, y yo últimamente veo muchas empresas y profesionales que se han apuntado al casting de una película de miedo de serie B. El síndrome de Frankenstein se refiere al temor de que las mismas fuerzas utilizadas para controlar la naturaleza se vuelvan contra nosotros, en relación a la empresa actual se refiere a que las fuerzas del control, la optimización y la desvinculación de personas se vuelven contra el crecimiento de las empresas.

Leer el resto de esta entrada »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.