¿Se puede ser un profesional excelente sin ser mejor persona?

Audaz, productivo y feliz. Audaz, productivo y feliz

ROBIN SHARMA

Conecta. 2015.

Este libro se basa en la excelencia personal como base de los profesionales de rendimiento extraordinario. Ser audaz para ser una persona, antes que solo un profesional, centrarse en ser productivo como persona y profesional y conseguir resultados como explicación de ser persona. Estos conceptos están desarrollados en este libro que se lee muy rápidamente y que Robin Sharma da un nuevo empujón a su leit motiv de que ser persona es nuestro máximo objetivo vital como ya vimos en su best seller: “El monje que vendió su Ferrari”. De una forma muy divulgadora afronta todos los conceptos que hoy se debaten en la literatura científica de la psicología del trabajo: engagement, empowerment, liderazgo auténtico, job crafting, etc.

¿El líder excelente necesita del aprendizaje constante de ser mejor persona?

Robin Sharma hace un libro a través de 36 reflexiones a modo de capítulos independientes que pueden resumirse en estos asertos:

-Vivir desde ahora mismo en plenitud. Ser feliz en cualquier momento aceptando la vida con sus consecuencias de una manera plena.

-El rendimiento extraordinario como profesional debe basarse en un desarrollo continuo del rendimiento personal.

-El éxito necesita tener una visión equilibrada. Cualquier éxito parcial descompensa tu equilibrio vital y necesita reequilibrarse.

-El trabajo es la expresión humana que más te define. Saber en qué y por qué trabajar es el sentido de la vida humana.

-No hay ningún lugar más seguro que la zona de seguridad personal. Siguiendo a Steve Jobs, el autor se hace su pregunta clave: ¿Qué haría si fuera la última noche de mi vida?

-Toda persona puede tener grandeza. Hacer actos de grandeza en tu día a día e vivir con plenitud tu grandeza de ser persona.

-Estar continuamente aprendiendo. Leer un libro diario es una dieta de crecimiento personal y profesional

-No huyas de tu destino y que te encuentre dispuesto a hacerle caso para crear tu excelencia.

-El capital relacional es tu verdadero poder como persona y profesional. Dedicar tiempo a ser persona a través de conversaciones con los demás.

¿Por qué tú no puedes ser un héroe por ti mismo? Haz que reluzcas como una gran estrella aceptando hacer el cambio personal que necesitas.

-Controlar tu ira te hace cada vez más líder y pensar en cómo mejorar el trato con los demás te hace más persona.

-Hay que ser audaz para ser líder. El autoliderazgo se basa en trabajar tus miedos y temores para crear el éxito futuro.

-Ser rico es una perspectiva poliédrica. Se puede ser rico de muchas formas pero siempre buscamos la apreciación de los otros de nuestra aportación.

-La renovación constante te da potencia como persona y líder. Ensalzar la audacia personal corriendo riesgos sensatos para superar tus miedos.

-Soñar respetando las ideas de los demás es vivir continuamente una aventura que influya en tu entorno.

-Hay que operativizar y planificar profesionalmente tu tiempo y vida personal y hay que vivir con la alegría personal tu trabajo profesional.

-¿Cuál será tu legado? Es una gran pregunta que habitualmente se debe hacer una persona y no sólo cuando vayamos a morir sino desde cualquier momento como profesional.

-Dar todo con pasión es, ser excelente como persona y profesional. Es el mayor desafío humano. Jugar a tope tu vida como un profesional.

-La felicidad no es un destino es el camino que recorremos en esta vida, no la busques desesperadamente, ella te encontrará.

-Las disciplinas diarias de sacar tiempo para reflexionar son necesarias para ser un maestro en escuchar.

-La excelencia vital es un trabajo diario, por eso en cada día debemos vivir grandes momentos estelares de tu universo.

-La brecha de la integridad, ser lo que queremos ser nos lleva a que un verdadero líder tenga una perspectiva más infantil.

-Dar las gracias hacia todo lo que me rodea es una gran vacuna para sentirse humilde hacia lo que el mundo te ofrece.

-Ser excelente profesional implica dedicar tiempo y esfuerzo diario a ser mejor persona para que seamos íntegros entre lo que hacemos y lo que decimos.

-Estar en constante reinvención personal para ser la persona más positiva y generosa de tu entorno.

-Ser bueno no es una máxima ética sino también un compromiso con una vida llena de aprendizaje. Nunca somos lo suficientemente buenos.

-Cada día hay que construirlo para que sea un gran día. Los rituales y liturgias para crear una cultura del aprendizaje diario.

-Las personas de rendimiento extraordinario son aquellas que diariamente conviven con sus miedos y crean un aprendizaje.

-Tener conciencia en aquellas cosas que importan de verdad para envolver tu acción diaria de hechos significativos de tu vida.

Ser líder implica ser compasivo, humilde, saber vivir en la incomodidad, ser constructor de relaciones y trabajar tu interior.

-Generar que todos los empleados sean pequeños líderes en su empresa es posicionar la eficacia organizativa en el nivel de engagement de las personas que lo integran.

-La perspectiva en la vida de un líder es fundamental. Hay que pararse a tomar perspectiva y no caer en la trampa de la ocupación continua en el trabajo.

-Las personas son los primero, no es un principio huero sino un desideratum de ser un líder. El corazón sincero y ético de un líder.

-El viajar es una buena intervención en tomar perspectiva y aprender actitudes para un líder. Pero ser viajero y no turista humano.

-Tener sabiduría vital, es saber vivir plenamente todas las circunstancias y consecuencias que se han acumulado en tu recorrido vital.

-Y la necesidad de dar todo en cada momento de tu vida, ser plenamente vital es acercarse a la vida con audacia para generar ser mejor persona en cada ocasión que te brinda la vida.

 Ideas fuerzas 

Robin Sharma en estas 36 reflexiones, que se estructuran en capítulos, puede utilizarse mandando leer un capítulo a un directivo y luego reflexionar con él. Pero además Robin propone las siguientes herramientas o técnicas para conseguir esta visión de la excelencia personal y profesional:

1.-Hacer un plan de vida donde CREAR espacios para ejercer la contemplación y la reflexión sobre tu propia vida.

2.-Llevar un diario que te permita escribir preciosas ideas, procesar emociones, explicar tus sueños, retar tus conocimientos y fortalecer tus compromisos.

3.-Cuál es tu “milla de cuatro minutos”. Hace años se creía que ningún ser humano rompería jamás las barreras de los cuatro minutos por milla, pero, desde que la superó Roger Bannister, en cuestión de semanas repitieron su hazaña muchas personas. Tu pensamiento crea tu realidad.

4.-Todos debemos hacer PACG (Pequeños actos cotidianos de grandeza) en nuestra actividad diaria. Todos podemos tener grandeza en nuestra forma de vivir una profesión como persona.

5.-Crea tu propio “dream team”, busca personas cuyas vidas funcionen y sean como la que pretendes crear para ti. Come con ellas, que te influyan y que tú las puedas influir. Crea inteligencia colectiva con ellas.

6.-Hay que tener “micro aventuras”. Aquellas pequeñas aventuras diarias que inyectar de vida a tu trabajo y nos dan dosis de pasión para generar ser mejor persona y profesional.

7.-Aceptar que cualquier persona pueda ser tu héroe del día, puede darte aquella lección que no has podido aprender.

8.-Créate una salmodia, aquella frase que a fuerza de repetirla va a ejercer enorme influencia en tu vida. Yo tengo una muy clara: “Yo soy dueño de mi cambio”.

9.-Hay que tener riqueza psíquica, que consiste en vivir por una causa que es más grande que tú. Superar tus intereses personales y profesionales e inscribir tu acción vital en seguir un sueño mayor que tu peculio.

10.-Recuperar los fracasos inteligentes. El fracaso es la vía de éxito, y equivocarse es importante para aprender. Y, como nunca hay un éxito sin un fracaso anterior, se inteligente a la hora de fracasar.

11.-Aprovechar los “centímetros cúbicos de suerte”, una oportunidad puede ser muy pequeña pero hay que aprovecharla íntegramente, y eso supone superar tu miedo al fracaso porque se debe aprovechar.

12.-Ser un maestro en escuchar. El que escucha domina la comunicación y además cuando escuchas con atención a alguien estás honrando a esa persona y diciéndole “te valoro”.

13.-Ser generoso con tu entorno. La necesidad de dar lo mejor de tí a la gente, así como a tu organización. Y no lo hagas únicamente por los demás, sino también hazlo por ti.

14.-No hay que tomar “atajos éticos”. En esta época de ambigüedad hay muchas oportunidades de negocios que mermarán tu voluntad ética. La ética no tiene atajos, sino distancia aprobada con los demás.

15.-Utiliza un modelo mental que llamo la brecha de la integridad. Que se refiere a que cuanto mayor sea la brecha entre la persona que quiero ser y la que muestro ahora al mundo, peor funcionará tu vida.

Estos 15 términos o herramientas son muy útiles para cada uno y nos evocan multitud de utilidades en su lectura.

Problemáticas directivas

Este libro es muy útil para aquellos directivos:

Workalcoholic y que se encierra en su profesión para ser una persona valiosa para los demás.

Obsesionados con conciliar y no saben planificar su ocio y vivir la profesión como si fuera un verdadero ocio.

Futuros líderes que buscan modelos para identificarse y que pueden aprender que es la autenticidad personal el verdadero liderazgo.

Que está reinventándose y busca ideas inspiradoras para centrarse en lo importante que es el trabajo personal para ser un mejor directivo.

Instalados en su día a día y encerrados en la rutina que necesita tener una mayor perspectiva y dotarse de momentos de reflexión que cuestionen su trabajo diario.

Este libro de Robin Sharma no es una perspectiva científica pero en su afán divulgador es una gran reflexión vital y profesional. Más de un directivo al que se lo he aconsejado me ha dicho que algunas ideas-fuerza le han cambiado en su manera de ver el liderazgo. Poner el foco en lo personal, ser excelente como persona para obtener rendimientos extraordinarios como profesional es una lección que hay que vivirla no solo pensarla. Es muy apropiado para un proceso de coaching porqué está lleno de preguntas y ejemplos y ante todo, te hace la siguiente reflexión: ¿Cuál será tu legado?

Un comentario para “¿Se puede ser un profesional excelente sin ser mejor persona?”

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.