La Curiosidad: El verdadero petróleo del futuro

LA CURIOSIDAD: EL VERDADERO PETRÓLEO DEL FUTURO 

POR QUÉ. Qué nos hace ser curiosos curiosidad

Mario Livio 

ARIEL. ABRIL 2018 

Se habla mucho en la era del BIG DATA de los datos como recurso económico de la economía del conocimiento, cuando es verdaderamente la curiosidad la que nos posibilita el valor del dato. La inteligencia que se debe desprender de los datos comienza en la curiosidad por saber algo de los datos. De aquí, que este libro es fundamental para entender porque el mundo actual necesita de mentes curiosas. Mas allá de los datos debe haber una persona motivada por aprender algo nuevo, es nuestra verdadera diferencia hombre/máquinas junto al vínculo social y la visión espiritual.

En este libro el gran divulgador Mario Livio, hay que recordar su gran libro “La proporción áurea”, nos plantea una verdadera disección de la curiosidad como elemento explicativo de la naturaleza humana. Es un libro de lectura amena y de calado conceptual que nos sirve para ver a través de dos figuras curiosas: Leonardo Da Vinci y Richard Feynman como funciona la curiosidad como impulso básico de ser personas. No es la curiosidad solo el inicio de nuestro conocimiento, sino que configura nuestra capacidad de aprendizaje. En apenas 250 páginas nos plantea una visión completa y compleja de lo que nos hace ser curiosos. Con el indudable valor de los porqués que esta al inicio de la curiosidad se consigue obtener el acto más humano que hay que es el aprendizaje continuo. 

 

Análisis de la obra y del autor 

Resumen de la obra 

Mario Livio nos expone las grandes líneas de la curiosidad con un esquema sencillo. 

  • ¿Qué es la curiosidad? 
  • ¿Por qué somos curiosos? 
  • Por tener una brecha de información 
  • Por amor intrínseco por el conocimiento 
  • Por nuestra capacidad neuropsicológica. 
  • ¿Cómo somos curiosos? 
  • ¿Por qué tenemos curiosidad sobre la curiosidad? 

¿Qué es la curiosidad? 

Cuando hablamos de curiosidad podemos hablar de muchos conceptos desde la curiosidad empática de los psicólogos (comprender a los demás en sus emociones) hasta la curiosidad morbosa (el fisgoneo de los programas televisivos). Para Mario Livio hay una diferencia general de 4 tipos de curiosidad: el psicólogo DANIEL BERLYNE los clasifica en 2 dimensiones 

  1. Dimensión: Curiosidad perceptual (estímulos nuevos) a la curiosidad epistémica (apetito de saber) 
  2. Dimensión: Curiosidad específica (información concreta) a la curiosidad diversiva (búsqueda de conocimiento nuevo) 

 

  Tras este análisis, el autor se centra en analizar la figura de Leonardo Da Vinci y de Richard Feynman. De Leonardo Da Vinci con su concepto de polimata (aprender con rapidez nuevas materias en una asombrosa variedad de disciplinas). Era un verdadero discípulo de la experiencia, lo que el llamaba la ciencia del arte y el arte de la ciencia. Y le sirve al autor para analizar la personalidad de la persona curiosa con sus condiciones: El afán de divulgar lo que sabe y su soledad, entre el analista impasible y el tierno emocional y por último, entre el emprendimiento de proyectos nuevos y la terminación del trabajo. Y en relación al gran físico RICHARD FEYNMAN destaca su patrón de comportamiento de querer explorar cada fenómeno que le atrae desde la ciencia. Decía “El arte soy yo, la ciencia somos nosotros” 

¿Por qué somos curiosos?  

Mario Livio habla de tres áreas de investigación, las dos primeras psicológicas y la tercera proviene de la neurociencia. 

1.La curiosidad es un apetito de información. La curiosidad es el deseo de saber por qué, cómo o quién. Se trata de maximizar el aprendizaje. Y depende de 4 factores: 

  • La novedad (no conocidos) 
  • La complejidad (no previsibles) 
  • La incertidumbre (muchas alternativas) 
  • El conflicto (incompatibilidad de lo nuevo con lo antiguo) 

Esta teoría llamada de la brecha de información define la curiosidad como una privación cognitiva e inducida que surge de la percepción de una fisura en el conocimiento y la comprensión. Pero tiene sus críticos, porque esta teoría está asociada a una situación de un estado negativo por no saber algo, la reconversión de una persona en curiosa por el contexto y que se trata de una simplificación excesiva. Y por último, el patrón de U invertida que genera la curiosidad, una excesiva incertidumbre, conflicto, complejidad y novedad no dispara la curiosidad sino que paraliza las conductas. Todo estimulo debe tener su dosis de novedad, complejidad, de conflicto y de incertidumbre. 

 

2.  La curiosidad como motivación intrínseca. Ya no depende solo de incertidumbres sino del interés por conocer. La diferencia entre el alivio del saber al ansia por conocer. Y esta teoría psicológica pone hincapié en las diferencias individuales a la apertura a la experiencia. Esta teoría de la motivación intrínseca a su vez puede ser de dos tipos: 

  • Motivación intrínseca basada en el conocimiento cuyo cometido es reducir los errores de predicción (aprender por utilidad) 
  • Motivación intrínseca basada en la capacidad cuyo cometido es la satisfacción intelectual (aprender simplemente para saber) 

Las investigaciones con la curiosidad infantil destacan el deseo de maximizar el aprendizaje para disminuir los errores de predicción. 

 

3. La curiosidad desde las investigaciones neuropsicológicas nos demuestran que aumenta la capacidad de aprendizaje. Que las mentes creativas no buscan solo la recompensa de su saber sino la función de incrementar la atención. Y destaca en los estudios neurológicos como el control volitivo (voluntad) incrementaba considerablemente el recuerdo posterior. Es decir, hay dos tipos de respuesta cerebral ansiosa, una hacia la novedad estimular que se centra en reducir la incertidumbre del entorno. (como indica la primera teoría) y luego está la que va hacia el deseo de aprender algo porque si (como indica segunda teoría). Y que aporta la teoría neuropsicológica que se dan ambos tipos de curiosidad, la desencadenada por los estímulos (perceptual) donde vale la teoría de la brecha de la información y en la que expresan la curiosidad como afán de conocimiento (epistémica) donde vale la teoría de la motivación intrínseca. Y que ambos tipos responden en satisfacer la curiosidad relacionando dos circuitos neuronales el de las recompensas y el de la memoria y el aprendizaje. 

¿Cómo somos curiosos?  

La visión evolutiva del ser humano está asociada a la curiosidad como verdadero generador de la corteza cerebral (memoria y conciencia) y del núcleo estriado (sistemas de recompensas). El aumento evolutivo de nuestra capacidad de ser curioso, y aquí la ciencia con su cultura de la curiosidad ha hecho evolucionar nuestra comprensión del mundo y a su vez el amor al saber como fuente de realización personal. Y aquí el autor analiza como explican y desenvuelven su curiosidad los individuos excepcionalmente curiosos, llegando a la conclusión que el elemento común es la pasión del saber asociada al sentido de su saber. Toda mente curiosa necesita de un querer saber junto a un saber querer. 

¿Por qué la curiosidad?  

La curiosidad ha contribuido a nuestra supervivencia como especie. ¿Es heredable la curiosidad?. En los estudios con gemelos pone de manifiesto una considerable influencia genética, en un nivel promedio del 36%, pero también “la curiosidad mató al gato”, la biografía puede hacer que una persona curiosa de naturaleza no se arriesgue a saber y de aquí surge la relación entre la curiosidad y el miedo demostrado neuropsicología, la curiosidad junto al hambre y el amor han conducido a muchas personas a peligros ante los cuales el simple valor físico no había bastado. Y por último ¿se puede enseñar a ser curioso? Si enseñando a la gente a saber preguntar a la naturaleza pues la pregunta es la base de la curiosidad. 

Este libro recoge a través de preguntas claves lo que sabemos de la curiosidad desde la cultura científica, donde ser curioso se basa en saberse hacer las preguntas adecuadas. 

Ideas fuerzas 

Las diez ideas fuerzas son: 

  1. Que la curiosidad se refiera a muchos conceptos, pero que se puede encuadrar entre ser curioso a estímulos nuevos (específicos o diversos) o a conocimientos nuevos (específicos o diversos). Desde una visión perceptual a una visión epistémica. 
  2. Que las mentes curiosas están asociadas a un tipo de personalidad específica. 
  3. Que unas teorías se centran en la brecha de información, y queremos un alivio para reconocer un nuevo estímulo (saber para poder predecir) 
  4. Que otras teorías se centran en la motivación intrínseca de querer saber para tener un nuevo conocimiento (saber por saber) 
  5. Que las investigaciones neuropsicológicas corroboran ambos tipos de teorías psicológicas, la curiosidad asociada a estímulos está ubicada en el núcleo estriado (asociada al circuito de recompensa) y la curiosidad asociada a conocimientos está ubicada en la corteza cerebral (asociado a la memoria y lenguaje). 
  6. Que la curiosidad ha sido un componente evolutivo de la especie humana 
  7. Que los individuos muy curiosos reúnen dos condiciones, por una parte quieren saber para querer y por otra quieren querer para saber. 
  8. Que la curiosidad puede ser heredada pero también puede restringirse por las incertidumbres. La curiosidad puede ser matada por el entorno. 
  9. Que la curiosidad se puede enseñar a través de la apertura a la experiencia. Cuanto más estés abierto a la novedad más curioso serás. 
  10. Que el saber preguntar esta en la base de la curiosidad. Toda persona que ha destacado en curiosidad ha sido un maestro de la pregunta. 

Utilidades para el directivo 

Este libro, de indudable valor científico, le permite al directivo conocer algunas características de una mente de futuro: 

  • Sin curiosidad no hay aprendizaje 
  • Que la apertura a la experiencia genera más curiosidad y por tanto más capacidad de aprendizaje 
  • Que aprender empieza sabiendo hacerse las preguntas oportunas. 
  • Que saber preguntar es una habilidad básica para ser un buen directivo 
  • Que la curiosidad de tus empleados puede ser bloqueada por un entorno (cultura) que no acepte el riesgo. 
  • Que si deseas tener gente curiosa debes favorecer el aprendizaje cruzado y la diversidad de opiniones. 

Utilidades para el coach 

Este libro le permite al coach poder utilizarlo en situaciones de coaching que requieran 

  • Cuando los coachees no saben como cambiar su conocimiento en un momento de revolución digital. 
  • Cuando las personas no quieren saber nada nuevo 
  • Cuando las personas se planteen que solo se puede saber si un conocimiento tiene una utilidad 
  • Cuando te encuentres con personas encerradas en su zona de confort y no saben como saber 
  • Cuando no reconocen el valor de las preguntas como eje del aprendizaje. 
  • Cuando le cuesta meterse en una nueva aventura o puesto por miedo a no saber como lo va a hacer 

 

Conclusiones 

Mario Livio ha hecho un gran libro sobre un tema tan complejo como es la curiosidad. Y como la complejidad es un factor que desencadena la propia curiosidad aquí está la pregunta clave. ¿Por qué tenemos curiosidad?. Nadie es más curioso que aquel que cuestiona su propia curiosidad. La curiosidad abarca desde la apertura a nuevas experiencias estimulares hasta la aceptación del conocimiento como explicación de la existencia humana. La ciencia, como cultura de la curiosidad, se ha basado en las preguntas que nuestra mente hace a la naturaleza. Tener una mente curiosa implica hacerse muchas preguntas. Y para concluir, cual es la pregunta más curiosa, pues puede ser esta. ¿Qué es la pregunta que te haces cuando piensas que no estas preguntando? ¿Por qué? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Cuánto?…………. o simplemente ¿Por qué?. 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.