Adáptate tú ¡que a mí me da la risa!

Adáptate tú ¡que a mí me da la risa!

Es muy fácil utilizar la palabra comodín que es la adaptación y pediradaptarse al cambio a los otros que se adapten, pero la característica más evolutiva es la propia capacidad de adaptación de una organización. La obra de Juan Carlos Eichholz “Capacidad Adaptativa” propone multitud de casos y comportamientos que nos permiten reconocer las estrategias ganadoras de adaptación. El autor es un conferenciante habitual en temáticas de liderazgo, que quienes lo hemos oído, sabemos que empodera a sus lectores a través de preguntas poderosas y respuestas retadoras. La adaptación es una forma de actuar que en épocas de escasez y competitividad extrema es muy necesaria para aportar el mayor valor añadido. El libro genera el picor de la conciencia de lo que tengo que hacer y además ilustra tu propósito de cambio para adaptarse mejor.

Todos y cada uno tenemos un desafío adaptativo y cada empresa debe estar preguntándose habitualmente dónde se encuentra para saber qué valor añadido tenemos que obtener por la adaptación. La obra consta de tres partes fundamentales:

1.- La capacidad adaptativa

La adaptación es un proceso natural que experimentan los organismos y en las empresas necesita de un trabajo duro. Lo habitual es seguir haciendo lo que tenemos que hacer y no lo que el entorno nos demanda. Gestionar la respuesta según el ecosistema que nos demanda es muy difícil. Lo habitual es generar conductas técnicas anteriormente utilizadas, y no adaptadas a las circunstancias. Tener capacidad adaptativa es poseer una reflexión continua de cómo se es más eficaz en la respuesta al entorno.

2.- Desafío adaptativo

Pero el tener capacidad adaptativa de poco sirve si no se pone un reto de cambio que es el desafío adaptativo. El autor nos habla de tres momentos para tener una buena adaptación:

Todo empieza con un problema. Asumir el error propio, el contexto inapropiado, el error ajeno que nos influye y, ante todo, la tesitura que genera una situación problemática es el principio de tu reto adaptativo. Nadie sabe en qué tengo que adaptarme sino empiezo por considerarlo un problema. De aquí la importancia de los diagnósticos adecuados, el feedback honesto y, ante todo, los autoanálisis sinceros de las capacidades personales. Sin esta visión directiva (liderar desde la adaptación para superar un problema) no podemos conseguir un verdadero nivel de capacidad adaptativa. En este apartado analizar como los líderes “héroes” y “salvadores” no valen para Empresas que lo que tienen de diferencial es la capacidad adaptativa.

Las organizaciones enfrentan los problemas de forma diferente. Cada problema puede tener tratamiento distinto según la estrategia, cultura, talento y estructura de una empresa. La diversidad de medios para adaptarse son inmensas y es la clasificación de la organización según el nivel de jerarquía y de orientación los que determinan los cuatro tipos de Organizaciones:

tipos de organizaciones

Según el tipo de Organización necesito una forma de adaptarnos diferente como podemos ver a través de los ejemplos que se aportan en el libro.

Convertir el problema en un desafío adaptativo. Saber convertir un problema en un desafío adaptativo es una enorme cualidad del modelo de liderazgo auténtico actual. Hay muchos líderes que no saben retar a su organización con un adecuado modelo adaptativo. Tan importante como tener oportunidades es generar los retos adaptativos que necesita la organización. Hay tres procesos básicos según el autor:

1.- Definir el desafío adaptativo

2.- Despliegue del desafío adaptativo en diferentes niveles y nichos.

3.- Sostenibilidad de la adaptación. Para no volver a las respuestas técnicas anteriores a las necesidades de adaptación.

3.- Cómo incrementara la capacidad adaptativa

En este apartado, el autor ha fijado un símil muy didáctico:

 Alma de la organización → Propósito

 Cerebro de la organización → Estrategia

 Esqueleto de la organización → Estructura

 Sangre de la organización → Cultura

 Corazón de la organización → Talento

Y nos dice que el incremento de la capacidad adaptativa se establece con el buen funcionamiento y dinámica de cada parte del cuerpo (organización).

En fin, en resumen es una obra que nos acerca a la capacidad adaptativa a través de multitud de ejemplos, de directivos que se enfrentan a un problema, dándole la etiqueta de desafío adaptativo y apostando por resolverlo dotando a su vez de mayor capacidad adaptativa a la organización.

2 comentarios para “Adáptate tú ¡que a mí me da la risa!”

  • Carmen:

    Tomo nota del libro, y del autor. He indagado un poquito, acerca de éste último, e incluso he visto algún video. Magnífico conferenciante y columnista del “Diario Mercurio”. Supongo que “Capacidad Adaptativa”, estará escrita desde una mirada sistémica?. Javier, muchas gracias por la recomendación

  • Muy interesante, Javier. Me ha encantado escucharte hoy en la consejería. Un abrazo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de Google. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.